Blogs

La nueva Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), incorpora en su normativa (artículo 165), el acoso sexual ejercido contra el trabajador o la trabajadora, como una conducta a sancionar por atentar contra las condiciones dignas en que debe desempeñar su labor.

El legislador consideró abusiva este tipo de conducta, sancionándola y prohibiéndola, por afectar la estabilidad laboral del trabajador o trabajadora, o por interferir en el hecho de que se le dé, se le mantenga o se le quite algún beneficio derivado de la relación de trabajo.

Según esta Ley, se entiende por acoso sexual “…el hostigamiento o conducta no deseada y no solicitada de naturaleza sexual, ejercida de forma aislada o mediante una serie de incidentes…”. Se trata del acoso o persecución que ejerce el que ejecuta esta conducta en contra del que la recibe, indistintamente del sexo en ambos casos, siempre y cuando pretenda con ello afectar la estabilidad laboral del trabajador o trabajadora, o poner en riesgo el recibir, mantener o quitar algún beneficio que haya obtenido.

La Ley incluye tanto al hombre como a la mujer, como sujetos activos y pasivos de la conducta en cuestión, pero deja expresamente establecido el carácter de ese sujeto activo y pasivo: el empleador como activo y el trabajador como pasivo. El trabajador o trabajadora pueden ser víctimas de acoso o persecución sexual en contra de su voluntad por el patrono o la patrona o sus representantes, y aún el acoso sexual puede ser entre personas del mismo sexo.

En este caso, el afectado o afectada que no quiera ser desmejorado en sus condiciones de trabajo, puede formular una denuncia o reclamo ante la Inspectoría del Trabajo para que el respectivo titular intervenga y haga cumplir la ley, dictaminando una medida que impida la modificación de las condiciones  de trabajo (artículo 166 en concordancia con el artículo 509 numerales 4 y 5 de la citada Ley) y establezca la sanción correspondiente. Si pese a ello, la conducta abusiva persiste por parte del que la ejecuta, consideramos que la trabajadora afectada y sólo ella, puede recurrir por vía penal en contra de este sujeto, denunciando el hecho como el delito de Acoso Sexual tipificado en el artículo 48 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para que previa demostración de los hechos y de su responsabilidad, le sea aplicada una pena de prisión.

Si no obstante lo actuado, se hace insoportable la relación de trabajo, la víctima, puede dar por terminada la relación de trabajo por retiro justificado, sin previo aviso, al estimar que está incursa en una de sus causales (artículo 80 b) y d) y 82 de la LOTTT), en cuyo caso, el patrono debe pagarle una indemnización equivalente al monto que le corresponde por las prestaciones sociales (artículo 92).

Es una manera en que el trabajador o la trabajadora, pueden hacer valer el tan preciado derecho humano al trabajo digno y libre, y a que se le garantice la estabilidad laboral a la que tiene derecho.  

 

Comenta en Facebook

Amnistía Argentina a través de Twitter
Exigimos #LibertadParaBelen, presa injustamente por haber sufrido un aborto espontáneo.
Hace 8 horas
Amnistia Internacional Venezuela a través de Facebook

Con las Olimpiadas cada vez más cerca, las fuerzas de seguridad siguen cobrándose vidas por toda la ciudad. Más de 100 personas han muerto a manos de la policía en el estado de Río de Janeiro en lo que va de…

amnistia . ong a través de Twitter
ONU: Intereses no deben ignorar iniciativa para acabar con la crisis de refugiados http://www.amnistia.ong/profiles/blogs/onu-mezquinos-intereses-particulares-no-deben-echar-por-tierra-in 
Hace 10 horas
Equipo de Prensa publicó entradas de blog
Hace 10 horas
Más...